Cuando elegimos piezas de manera responsable y consciente, nuestra elección va mucho mas allá de los materiales. Es también tener en cuenta el origen, proceso y destino de lo que elegimos.

Tener en cuenta la funcionalidad para nosotros mismos y ser conscientes de los usos que le podremos dar.